imagen-e-commerce

La evolución del e-commerce con los nuevos hábitos de consumo en España

Rate this post

La tecnología es un sector que se desarrolla cada vez más rápidamente en estos tiempos y seguramente seguirá creciendo en el futuro. Su evolución ha provocado numerosos cambios, en particular en el e-commerce.

 

El desarrollo de las nuevas tecnologías ha resultado en la creación de un nuevo modo de distribución: el e-commerce. Esta nueva llegada ha transformado profundamente el comportamiento de los consumidores. Las empresas han tenido que adaptarse a las nuevas tendencias de compra para seguir satisfaciendo a sus clientes.

 

Cambios de comportamiento que no van a ralentizarse, puesto que los consumidores se acostumbran cada vez más a la comodidad. La rapidez de las nuevas soluciones tecnológicas hace que las empresas tengan que satisfacer sus expectativas.

 

¿Cómo el comercio electrónico ha podido tener un éxito tan grande? ¿Qué impacto tienen los nuevos hábitos de consumo en la evolución del comercio electrónico? Te explicamos todo esto en nuestro artículo del día.

La llegada de Internet y el impulso del e-commerce: un éxito creciente a lo largo de los años

La aparición de Internet ha sido una revolución tecnológica y ha provocado grandes cambios en muchos ámbitos. Hoy en día, es parte de nuestra vida cotidiana y la mayoría de nosotros no se imagina un mundo sin acceso a él. De hecho, con el auge de Internet, el e-commerce ha crecido exponencialmente y se ha convertido en una forma de consumo muy apreciada.

 

Hay varias razones que explican el desarrollo rápido del e-commerce. Es un modo de distribución y consumo, tan beneficioso para los vendedores como para los clientes. Hoy en día, para obtener todo lo que necesitan, los clientes solo tienen que hacer sus compras en la web.

 

Ya no es necesario desplazarse o ir a varias tiendas para encontrar el producto que buscan. Con solo clicar en Internet, tienen toda la información y características del producto o servicio que quieren. Los vendedores también benefician de las ventajas del e-commerce, que les permiten, como por ejemplo, de reunir información sobre sus consumidores. Esto mejora la experiencia del cliente, o ampliar la zona geográfica para llegar a clientes de otras regiones o países.

 

Estos beneficios han demostrado ser aún más efectivos en 2020 con la llegada del coronavirus. De hecho, este año, el comercio en línea realmente despegó debido a la crisis sanitaria. Según un estudio realizado por IAB España y Elogia, el 51% de los encuestados afirmó que compraron por Internet más de lo habitual durante la crisis. Por eso el comportamiento de los consumidores ha cambiado considerablemente durante este período y podría seguir evolucionando en los próximos años.

Los nuevos hábitos de consumo que acompañan esta evolución

Estos últimos años, comprar en Internet se ha vuelto cada vez más fácil y conveniente para millones de consumidores. La compra en Internet permite a los consumidores encontrar el producto o el servicio que buscan rápidamente, en cualquier momento y en cualquier lugar.

 

Pueden elegir entre una amplia selección de productos en diferentes sitios con precios a veces más ventajosos que en tiendas físicas. Por lo tanto, es fácil entender por qué el comercio electrónico es la manera predominante de consumir para muchas personas. Ofrece comodidad y rapidez cuando hacen sus compras.

 

Frente a una gran variedad de productos, los consumidores tienden a comparar. Así la comparación es cada vez más considerada como una de las poderosas armas de las compras en línea. Una vez que el consumidor encuentra el producto o servicio deseado en diferentes sitios, los comparará para evaluar cuál es el mejor. Pueden hacerlo solo obteniendo información sobre la calidad del producto. La fiabilidad de la marca es importante, las opiniones dejadas por otros clientes tiene una gran influencia en la toma de decisiones.

 

Existen sitios especializados en la comparación de productos, en los que se encargan de ofrecer la mejor opción al consumidor. Como resultado, las empresas se enfrentan a un consumidor que se vuelve muy cuidadoso antes de comprar y que confía en la reputación de los productos y servicios en línea para decidir si va a comprarlos o no.

Las nuevas tendencias que surgen con la evolución del e-commerce: el social shopping o cómo comprar en las redes sociales

Debido a los cambios en los hábitos de consumo, los actores del comercio electrónico buscan constantemente nuevas formas de satisfacer las demandas cada vez más exigentes. Encuentran nuevas formas de facilitar la experiencia de compra, reduciendo los pasos para poder comprar clicando.

 

Inicialmente, las redes sociales permitían que personas se conectaran para construir comunidades. Hoy en día, las marcas también las utilizan para acercarse a sus clientes y vender bienes y servicios. Según el Estudio de Redes Sociales 2020 realizado por Elogia e IAB Spain, el 87% de los internautas españoles utiliza las redes sociales, lo que representa 25,9 millones de personas.

 

Entonces las empresas no tardaron mucho en aprovechar las oportunidades que las redes sociales les ofrecían para vender sus productos. Con la tendencia del “social shopping”, los consumidores ya no tienen que ir muy lejos para hacer sus compras. Pueden hacerlo directamente clicando en su red social favorita. Es una alternativa al comercio en línea tradicional que se está volviendo cada vez más popular, atrayendo a muchos usuarios.

 

La integración de las redes sociales en la evolución del e-commerce es proporciona una gran oportunidad.  Las empresas pueden responder a los nuevos hábitos de consumo. Ya hemos observado que la decisión de compra del consumidor se basa en varios factores, entre ellos la comodidad y la rapidez del servicio. La calidad del producto y la imagen de marca también son factores esenciales. Por lo tanto, al vender en las redes sociales, se pueden satisfacer todos estos criterios: se puede establecer una mejor conexión con los clientes y construirse una buena reputación. Puedes poner a disposición las opiniones dejadas por otros clientes y simplificar el proceso de compra.

Los cambios en los hábitos de consumo: la importancia de adaptarse en continuo

Con la innovación tecnológica, han surgido nuevas formas de comprar. Los hábitos de consumo han cambiado mucho y naturalmente con el tiempo. Hoy en día, las nuevas tendencias en el e-commerce satisfacen a un público cada vez más exigente y cuidadoso cuando compran.

 

Como resultado, es más que necesario adaptarse constantemente. De esta manera, se sigue siendo competitivos en un mundo en el que la evolución del e-commerce depende mucho de los nuevos hábitos de consumo.

 

El año 2020 fue el año en que se observaron varios cambios en el comportamiento de los consumidores. Muchas empresas lograron adaptarse en muy poco tiempo. Otras tuvieron dificultades para mantener el ritmo. Esto demuestra que siempre es importante mantener al cliente en el centro de atención y seguir las últimas tendencias para satisfacer mejor sus necesidades.

Para saber más acerca de las soluciones que Lundi Matin ofrece para el mercado español, en temas de manejo de la estrategia omnicanalidad contáctanos en el siguiente enlace: rovercash.es

« »