imagen-tendencias-pago

Las tendencias de pagos digitales para mejorar la experiencia del cliente

5 (100%) 1 voto

La evolución de Internet y de las nuevas tecnologías ha cambiado completamente nuestros hábitos, especialmente en términos de consumo. Desde años, el pago forma parte de las principales preocupaciones que han surgido con la digitalización. Es un paso inevitable de la experiencia del cliente. Hay que analizarlo para transformarlo, en función de los cambios en el comportamiento de los consumidores.

Es por eso que los métodos de pago se han desarrollado considerablemente, y podemos hasta imaginar un mundo sin efectivo dentro de poco. Cada vez más acostumbrados a la velocidad de los servicios digitales, los consumidores también se han vuelto exigentes en cuanto al pago.

 

Por lo tanto, te explicaremos cómo la integración de sistemas de pago digital en tu negocio se ha convertido en algo muy importante, y compartiremos las últimas tendencias que pueden garantizar una mejor experiencia del cliente.

El pago digital para la optimización de la experiencia del cliente

Hoy en día, el mundo del pago tiene que adaptarse para acompañar las tendencias de consumo actuales. Tomando en cuenta el contexto en el que las innovaciones tecnológicas se multiplican y la competencia es cada vez más dura.

 

Estos últimos tiempos, se habla cada vez más de la importancia de la digitalización de las empresas, sobre todo en el contexto actual. De hecho, la pandemia ha provocado varios cambios en nuestros hábitos, y en particular, en nuestra forma de consumir. Antes de la pandemia, el 87% de los pagos en puntos de venta en España se hacían en efectivo (G4S Cash Report). Luego, el 47% de los españoles aumentó su uso de métodos de pagos digitales durante la pandemia, y el 48% afirmó que seguiría usándolos en los próximos 6-9 meses (CapGemini). La pandemia sin duda permitió el impulso de los pagos digitales, ya muy apreciados por los consumidores.

 

De hecho, ya vimos un cambio en el comportamiento de los consumidores antes de la pandemia. Querían que sus transacciones financieras fueran más cómodas, más rápidas y que tuvieran en cuenta la innovación tecnológica. Las empresas se enfrentaron a un nuevo consumidor que exigía tener todo lo que quería, ahora y sin esperar. Hoy en día, este mismo consumidor espera que las empresas se adapten al contexto actual. Quieren el implemento de métodos de pago digitales, que además de ser ventajosos en términos de comodidad y rapidez, permitirán el menor contacto posible.

 

Por lo tanto, la digitalización es un proceso importante que todos los actores de los pagos deben considerar para elaborar su modelo del futuro. El mercado de pagos será uno de los que experimentará una innovación rápida, en particular gracias a la efervescencia del comercio electrónico.

La democratización de los pagos digitales sin contacto e invisibles

El desarrollo de servicios de pago invisibles y sin contacto ofrece nuevas oportunidades de fidelización a las empresas. La innovación tecnológica facilita cada vez más el proceso de pago, lo que ofrece una mejor experiencia de compra para los clientes y proporciona muchas ventajas para facilitar la gestión del negocio.

 

El pago sin contacto, fácil de usar, no requiere la introducción de un código. Esto reduce el tiempo de espera en la caja. Las tarjetas de crédito y débito no son los únicos medios de pago disponibles en España. Los móviles también han realzado hace poco como un nuevo método para hacer compras.

 

Gracias a un chip implantado directamente en el smartphone, el pago se hace con un gesto. Una técnica que no era utilizada al principio por todos, pero que empieza a tener cada vez más popularidad. Resulta ser una forma de simplificar la experiencia de compra.

 

Una revolución de los métodos de pago que continúa con la aparición de los pagos invisibles. Esta tendencia permite que los clientes hagan sus compras sin tener dinero en efectivo o tarjetas de crédito.

 

Gracias a este método integrado directamente dentro de una aplicación, los clientes pueden pagar el producto o servicio. No necesitan ni poner su número de tarjeta de crédito ni clicar en el botón «pagar».

 

Los métodos de pago no solo permite que los clientes tengan una experiencia óptima con un tiempo de compra reducido, sino que también permiten que los vendedores automaticen los pagos. Por lo tanto, el ahorro de tiempo se puede utilizar para dar más atención a sus clientes. El objetivo principal resulta ser una mejora de la experiencia de compra.

El código QR: otro impulso para la economía de bajo contacto

Los pagos sin contacto e invisibles permiten pagar sin tener que poner la tarjeta de crédito ni el código en el terminal de pago. Estos métodos rápidos y prácticos demuestran su eficiencia, sobre todo en un contexto en el que los contactos deben ser mínimos. Además el pago por código QR también tiene ventajas en términos de mejora de la experiencia de compra.

 

El código QR funciona como un código tradicional, excepto que puede contener mucha más información. Puede estar encriptada y que garantiza la seguridad de los datos almacenados. Se puede escanear en una pantalla, incluso si parte del código está deteriorado y puede ser utilizado por cualquier teléfono. El cliente tendrá que vincular su cuenta bancaria a una aplicación de pago por código QR y asegurarse de que la empresa donde hace sus compras tiene el material adecuado.

 

Para comprar con los códigos QR, existen dos maneras. Para ello, tanto el cliente como el vendedor deben tener un aparato con una aplicación de pago. El cliente puede confirmar su pago al presentar el código QR al vendedor, que lo escaneará con un smartphone o un lector de código integrado en su sistema de caja. El cliente también puede escanear directamente el código QR para confirmar su pago, sin necesitar la que el vendedor intervenga.

 

Pagar con un código QR es una buena manera de facilitar y hacer que la experiencia de compra sea más rápida. Es simple y las operaciones se pueden confirmar como con una tarjeta de crédito. Tener nuevas herramientas de pago satisfará a tu clientela que apreciará que les ofrezcas varias formas de pago

Los pagos digitales: ¡Están aquí para quedarse!

El 2020 fue un año marcado por el fuerte crecimiento de los pagos digitales. En el contexto de la Covid-19, los pagos digitales, en forma de tarjetas o carteras móviles, se convierten en la norma. Un crecimiento que ya estaba en marcha antes de la crisis y que ciertamente continuará en los próximos años.

 

La sociedad se transforma y opta cada vez más por métodos de pago sin efectivo y sin contacto. Por lo tanto, no es el momento de pasar por alto estas nuevas tendencias. Ha llegado el momento de adaptar tu empresa a estos cambios para garantizar una mejor experiencia de compra.

Si quieres conocer más sobre nuestras soluciones, visita nuestras páginas:

« »